Hablemos del microbioma

¿Sabías que en realidad nunca hemos estado solos? Así es, vivimos en comunidad con millones de microorganismos y somos un medio ambiente. Nuestro microbioma nos acompaña desde el momento de nacer, y va cambiando y creciendo con nosotros, a lo largo de nuestras vidas. 

MB1.png
MB2.png
MB3.png
MBB1.png
MBB2.png
MBB3.png

Durante más de un siglo hemos aceptado como un dogma que los bebés nacen estériles y adquieren sus microbios de forma vertical (directamente de la madre conforme pasan por el canal del parto) y horizontalmente (de otros humanos y del ambiente después de nacer). Sin embargo, algunos estudios recientes empleando técnicas moleculares sugieren que existen comunidades bacterianas en la placenta, líquido amniótico, cordón umbilical y el meconio en embarazos sanos sin signos de infección o inflamación.

Estos descubrimientos, aunque controvertidos, cambian radicalmente nuestra idea de cómo adquirimos nuestros primeros microbios: quizás no nacemos estériles, sino que ya desde que estábamos en el útero materno teníamos microbios que, lógicamente, los heredamos de nuestra madre.

MicrobiomaMAMA1.png
MicrobiomaMAMA2.png
MicrobiomaMAMA3.png
MicrobiomaMAMA4.png